Los centros comerciales, las calles de la ciudad y algunos hogares ya están revestidos de adornos y luces navideñas lo que hace inevitable contagiarse del espíritu y querer empezar a colocar nuestros propios adornos. Pero, ¿Nos estaremos adelantando?, ¿Cuál es el tiempo correcto, según la tradición católica, para poner nuestros adornos de Navidad?

Antes debemos conocer el significado de la palabra, “Adviento”, el término “adventus” que en latín significa “venida” de Jesucristo en una doble dimensión: En su encarnación y la Parusía (Segunda venida). Por ello, dividimos este tiempo litúrgico en dos periodos:

Primero, “en su venida escatológica”, desde el primer domingo de Adviento hasta el 16 de diciembre, le damos un mayor realce sobre la venida del Señor en el final de los tiempos, por ello se nos orienta como creyente en las promesas de Jesús, resonando un “Ven Señor Jesús” en nuestros corazones.

Segundo, “La preparación de la Navidad”, del 17 al 24 de diciembre, que anuncia la alegría mesiánica del nacimiento histórico de Jesús, Hijo de Santa María y su advenimiento.

Aclarando estas dos partes de este tiempo litúrgico, podemos distinguir cuando colocar el Árbol de Navidad, como su nombre propiamente lo dice, es una celebración del nacimiento de Jesús, que se nos anuncia a partir del 17 de diciembre. Aunque no es pecado decorar desde antes, es recomendado seguir la liturgia de la palabra que nos invita a reflexionar y comprender de acuerdo a los misterios de la vida de Cristo, recordando que la Palabra de Dios es” lámpara para mis pasos, luz en mi sendero” (Sal. 109,105).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí