Al finalizar la celebración del Domingo de Ramos en la Basílica de San Pedro, el Papa Francisco hizo el tradicional rezo del Ángelus, la oración mariana de cada día. En su mensaje, mencionó que este día se esperaba el paso de la Cruz y el ícono de la Virgen María de los jóvenes de Panamá a los jóvenes de Lisboa, en Portugal, en donde será la próxima JMJ internacional, signo que se realizará el próximo 22 de noviembre, solemnidad de Cristo Rey. El Papa le dijo a los jóvenes que «En previsión de ese momento, les insto a los jóvenes a cultivar y ser testigos de la esperanza, la generosidad y la solidaridad que todos necesitamos en este momento difícil».

Asimismo, mencionó que mañana tendría lugar el Día Mundial del Deporte para la Paz y el Desarrollo, convocado por las Naciones Unidas. el Papa dijo que «en este período, se suspenden muchos eventos, pero salen los mejores frutos del deporte: resistencia, espíritu de equipo, hermandad, dar lo mejor de ti mismo … Entonces, relancemos el deporte por la paz y el desarrollo».

Francisco motivó a vivir con mucha fe esta Semana Santa. «Queridos amigos, caminemos con fe en la Semana Santa , en la que Jesús sufre, muere y resucita. Las personas y familias que no pueden participar en las celebraciones litúrgicas están invitadas a reunirse en oración en casa, también con la ayuda de medios tecnológicos. Aferrémonos espiritualmente a los enfermos, sus familias y todos aquellos que los tratan con tal sacrificio; recemos por los muertos, a la luz de la fe pascual. Todos están presentes en nuestro corazón, en nuestra memoria, en nuestra oración. De María aprendemos el silencio interior, la mirada del corazón, la fe amorosa de seguir a Jesús en el camino de la cruz, que conduce a la gloria de la Resurrección. Camina con nosotros y apoya nuestra esperanza» dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí