Tras el rezo del Regina Coeli, el Papa Francisco se refirió este día a la celebración en honor a María Auxiliadora. Encomendó a todos los católicos en China, que le celebran como patrona y la veneran sobre todo en el Santuario Sheshan en Shangai. Pidió por los pastores de esta comunidad eclesial para que «sean fuertes en la fe y firmes en la unión fraterna, testigos alegres y promotores de la caridad y la esperanza fraterna y buenos ciudadanos».

Para los fieles que peregrinan en este país, dedicó las siguientes palabras, «Queridos hermanos y hermanas católicos en China, deseo asegurarles que la Iglesia universal, de la cual ustedes son parte integral, comparte sus esperanzas y los apoya en las pruebas de la vida. Te acompaña con oración por un nuevo derramamiento del Espíritu Santo, para que la luz y la belleza del Evangelio, el poder de Dios para la salvación de quien cree, pueda brillar en ti. Al expresar una vez más mi gran y sincero afecto a todos ustedes, les imparto una bendición apostólica especial. ¡Que Nuestra Señora siempre te proteja!»

También se refirió a la situación mundial que se ve afectada por la pandemia del Covid-19 y dijo que » encomendamos a la intercesión de María Auxiliadora a todos los discípulos del Señor y a todas las personas de buena voluntad que, en este momento difícil, en cada parte del mundo trabajan con pasión y compromiso por la paz, por el diálogo entre las naciones, por el servicio a los pobres, por la custodia de la creación y por la victoria de la humanidad sobre todas las enfermedades del cuerpo, el corazón y el alma. Hoy, en el día de María Auxiliadora, ofrezco un saludo afectuoso y cordial a los salesianos y salesianos. Recuerdo con gratitud la formación espiritual que recibí de los hijos de Don Bosco».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí